Desarrollo personal

Desarrollo personal
Adoptar nuevas ideas te hará desarrollarte personalmente.

Conocido también como superación personal, crecimiento personal, cambio personal o desarrollo humano. Se entiende como desarrollo personal al proceso de transformación mediante el cual una persona adopta nuevas ideas o formas de pensar. De manera que estas ideas o formas de pensar, permitan generar nuevos comportamientos y actitudes. Y den como resultado un estilo de vida saludable.

El desarrollo personal es un transcurso de constante cambio, pues a medida que vamos creciendo personalmente, siempre hay nuevos retos y cosas que se pueden cambiar para mejorar la vida. 

La mayoría de las personas no estamos contentas con algunos aspectos de nuestras vidas, y tenemos la necesidad imperiosa de cambiarlos. Aún así, somos pocos los que pasamos a la acción. Para muchas personas esta necesidad de cambio, solo se queda en intención. Y nunca se pasa a la acción.

El punto de partida para avanzar en el desarrollo personal y crecer como persona, es que reconozcamos lo que queremos y necesitamos mejorar. Son extensas las áreas del desarrollo personal, y el proceso de adopción incluye nuevas formas de pensar para generar nuevos hábitos y conductas.

El cuerpo y la salud como base de nuestro desarrollo personal.

En esta área identificamos las energías nos mueven. Desde la alimentación, hasta el ejercicio físico nos hacen sentir más vitales y llenos de energía. Conectar con nuestro cuerpo, sus posibilidades, sus limitaciones y también sus funciones es algo que nos puede facilitar vivir con disfrute, confianza, responsabilidad y sin miedos.

Durante las distintas etapas de nuestra vida vivimos numerosos cambios, que en muchos momentos nos producen incertidumbre y conocerlos nos puede ayudar a comprender e integrar estos cambios. Estos a veces se producen más lentamente que lo que quisiéramos y otras muchas los sentimos demasiado rápidos. Casi ni nos reconocemos en él. Y nos lleva a vivir adaptaciones continuas.

Nuestros cuerpos son diversos, con semejanzas y diferencias entre los unos y los otros. El cuerpo de cada uno es único y cambiante a lo largo de la vida. Casi siempre hay algunas cosas de él que nos gustan y otras que nos gustan menos o que simplemente no nos gustan. En él vivimos, en él pensamos, en él nos relacionamos y en él amamos. Y lo más importante de entender es que nos va a acompañar durante toda la vida. Por eso merece ser querido, valorado y cuidado. Más allá de las modas.

Desarrollo profesional.

En esta área descubrimos nuestra pasión, e intentaremos ponerla al servicio de los demás. Cada persona tiene unas cualidades muy definidas. Que no solo lo hacen ser quien es, sino que lo perfilan a medida que crece para buscar el desarrollo vital y laboral que más le plazca. 

En este sentido, en cada individuo la productividad tiene mucho que ver con la actividad que éste desempeña, la cual debe estar acorde con sus capacidades, gustos y preferencias. Una vez este punto esté decidido, la motivación para ser exitoso, aunque parezca curioso, se basa en los resultados positivos.

Y claro, es importante resaltar que los rasgos de la personalidad de un individuo no son estáticos, pueden cambiar de forma positiva como negativa con las experiencias vividas y con el tiempo. Así que ese otro dicho que cita “a burro viejo no se le cambia el pesebre”, no necesariamente es verdadero.

Desarrollo de nuestras finanzas personales.

En esta área intentamos tener control sobre el dinero. Y aplicaremos conceptos básicos para manejar mejor nuestras finanzas y trabajar hacia nuestra Independencia Financiera.

En casi todos los aspectos de la vida se requiere dinero. Desde nuestra alimentación, la necesidad de casi todas nuestras necesidades requiere en mayor o menor medida de dinero para solventarlas. Como el dinero es escaso, llevar un adecuado control de nuestros recursos, de nuestros ingresos y gastos es indispensable para poder vivir mejor.

Planificación y ahorro son la clave. Sin embargo, la verdadera importancia de la planificación de nuestras finanzas personales va mucho más allá. Ya que nos permite en mayor o menor medida consolidar un patrimonio que nos permita alcanzar aquellas metas y objetivos que nos hemos planteado en la vida.

La influencia de las emociones.

En esta área buscamos conocer cuales son las fuerzas que nos impulsan a tomar acciones, y para ello desarrollaremos nuestra inteligencia emocional. Identificar nuestras emociones es primordial ya que nos aportan datos necesarios para la toma de decisiones y para realizar nuestras actividades diaria.

También son un elemento fundamental para nuestro bienestar ya que las emociones nos ayudan a desarrollarnos y a crecer como personas al indicarnos mediante su aparición que vamos por el buen camino. Además, las emociones son básicas en la interacción social. Nuestro sistema de comunicación interpersonal se apoya solo en un 10% en el componente meramente verbal, quedando el resto a la comunicación no verbal como gestos del cuerpo, la entonación de las palabras y la expresividad del rostro.

Las claves de las relaciones personales en el desarrollo personal.

En esta área aprendemos las claves para conectar y empatizar mejor con los demás. Y buscaremos comunicarnos de manera más asertiva y clara, y a optimizar nuestros vínculos.

Las relaciones personales están presentes desde nuestro nacimiento hasta el fin de nuestros días. En cualquiera de los ámbitos en los que nos movemos. Y nos permiten sentirnos competentes en las más variadas situaciones y obtener una gratificación social que nos aporta equilibrio y felicidad.

Necesitamos hacer nuevos amigos y mantener las amistades, compartir nuestras experiencias con los demás y empatizar con las que viven otros. Sentirse solo y aislado ocasiona un sufrimiento psicológico muy difícil de manejar para cualquier persona.

Todos necesitamos desarrollarnos en un entorno estimulante, que nos permita ir creciendo día a día. Un entorno que nos arrope y con el que nos sintamos identificados. El objetivo es convertirnos en unas personas abiertas y relajadas, capaces de disfrutar con todo lo bueno que los demás pueden ofrecernos.

La importancia para nuestro desarrollo personal de conocer nuestra transcendencia.

En esta área localizamos el sentido y significado de la vida, y a sentir una profunda relación con esta.

La trascendencia ocurre cuando nos movemos más allá de nuestra experiencia humana o comprensión vital. Las fortalezas que acompañan a esta virtud nos ayudan a conectar con lo que nos rodea y proveernos de un sentido más profundo de significado y propósito en la vida.

Una forma de encontrar sentido a la vida cotidiana, de aumentar nuestras emociones positivas y mejorar nuestra salud mental es apreciar la belleza que está a nuestro alrededor. La naturaleza es una de las mayores fuentes de belleza para el ser humano pero en realidad la belleza se puede encontrar donde quiera que uno vaya, la belleza depende mucho de la actitud que tengamos y del tiempo que tomemos para observar el mundo a nuestro alrededor.

La importancia del autoconocimiento.

En esta área queremos saber quienes somos, conocerse a uno mismo es el soporte y el motor de la identidad y de la autonomía. Solo así, seremos capaces de aprender a superar nuestras adversidades y a condicionar nuestra vida según nuestro deseo.

Ser capaces de conocer nuestra personalidad, fortalezas, debilidades, actitudes, valores y aficiones. Además de ser conscientes de nuestros sentimientos y emociones. Nos va a aportar una visión de la vida muy diferente a la que posiblemente tengamos definida, e incluso que tengamos programada en nuestro interior desde la infancia.

Todo el proceso de desarrollo personal depende del conocimiento de nosotros mismos, de conocer quiénes somos y lo que queremos. De esta manera será más fácil elegir los caminos correctos para alcanzarlo y superar nuestros miedos.

Conocerse no es sólo quedarse dentro de uno mismo, sino también mejorar las relaciones interpersonales. Escuchar la retroalimentación que recibimos de los demás. Conocer y promover los entornos sociales de los que formamos parte. Saber con qué recursos personales y sociales contamos para alcanzar nuestras metas.

La conciencia de uno mismo es de vital importancia tanto para mejorar nuestra productividad, como para el desarrollo social y emocional. Pensar en uno mismo facilita la capacidad para juzgar con precisión nuestro propio desempeño y comportamiento, así como para responder de forma más adecuada a las distintas situaciones que se nos presentan.

Procrastinar

Procrastinar.

Procrastinar afecta a nuestro desarrollo personal considerablemente. Todos en algún momento de ...
Leer Más
Diferencias entre actitud y aptitud

Diferencias entre actitud y aptitud.

No debemos confundir la actitud con la aptitud. Son muchas las personas ...
Leer Más
Supera tus miedos

Supera tus miedos.

Aprender a superar tus miedos te va a abrir otra perspectiva de ...
Leer Más
Autoconocimiento personal y emocional

Autoconocimiento personal y emocional.

El autoconocimiento personal es clave para nuestro desarrollo personal. Puede parecer una ...
Leer Más

Si te ha gustado lo que has visto, por favor puntúa positivamente la entrada:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Menú

X